LA ABUNDANCIA Y PROSPERIDAD


LOS ORDENES DE LA ABUNDANCIA

 

En el sistema de origen los padres, abuelos.. llegaron antes y aquí vemos a las 3 leyes.

  • ORDEN
  • PERTENECÍA
  • INTERCAMBIO

Y tienen mayor responsabilidad los que llegaron antes a la vida y por lo tanto mayor privilegio. Igual que nosotros en relación a nuestros hijos, mayor responsabilidad, mayor privilegio y esto es tomar la vida.

 

TODO ES OCUPAR UN LUGAR

Así que siempre en equilibrio el privilegio y responsabilidad, hay que recordar siempre que hay un gran privilegio esperándote.

 

LA ABUNDANCIA ES LA RESPUESTA DEL UNIVERSO A UNA PERSONA AGRADECIDA Y EN SU LUGAR

Haciendo lo que tiene que hacer, sintiendo lo que tiene que hacer en orden con sus ancestros. La abundancia es solo una respuesta del universo.

 

 

¿Cuáles son los órdenes de la abundancia?

 

Ocupar nuestro lugar ante nuestros padres y ancestros, cuando queremos ocupar un lugar que no nos corresponde transgredimos los órdenes del amor. Y llegado el momento tenemos que despedirnos en nuestro corazón de ellos para poder crecer y construir algo con lo recibido de ellos. Sólo así los honramos verdaderamente.

 

Agradecer lo recibido, sólo una persona que sabe agradecer puede recibir más. Indiferentemente de la situación en la que te encuentras disfruta de ello, sin resistirte, sin ser avaro o mezquino. Sólo un corazón agradecido está en sintonía con la prosperidad.

 

Dar un poco más.

 

Respetar nuestro lugar de llegada, en una empresa como empleados o bien en nuestro propio negocio, tenemos que respetar el lugar a los que han estado antes que nosotros.  Ellos abrieron espacio para nosotros por lo tanto siempre serán los primeros.

 

Colocar tus dones al servicio de la vida, el «amor ciego» hace que sigamos los sueños de los demás miembros de nuestro sistema, a costa de que no son talentos y por eso se nos hace más difícil tener éxito, porque en el fondo estamos haciendo algo por los demás y no por nosotros mismos. Cuando entierras tus dones te encuentras en la carencia.

 

Tanto el hombre como la mujer deben verse con respeto y agradecimiento al uno por el otro, porque de lo contrario esto marcará un déficit en la prosperidad y la abundancia del hogar. Cuando uno de los dos infravalora o humilla al otro, suele acarrear no sólo carencia emocional en la familia sino carencia de dinero.


 

¿Qué aspectos transgeneracionales afectan la prosperidad?

 

El observar las relaciones que han tenido nuestros antecesores con el éxito y la prosperidad, la manera en que nuestra familia percibe la vida da forma a nuestro sistema de creencias. Reflexiona sobre ¿Qué piensa tu familia del dinero? ¿De ganarse la vida haciendo aquello que amas? ¿Quién ha tenido éxito? ¿Qué pensaban del éxito? ¿Qué me decían de los ricos?  Todos estos aspectos puede afectar negativamente a nuestra relación con la prosperidad. Primero hay que identificar cuáles son tus creencias para que luego puedas modificarlas.

 

Las lealtades familiares influyen de tal manera que te niegas el éxito, porque inconscientemente nadie en la familia lo ha tenido y nuestra “buena conciencia”, nos lleva a tampoco tenerlo de manera inconsciente para seguir siendo “parte de la familia, para permanecer en ella”. En esos casos la “mala consciencia” puede hacer ayudar a salir de la dinámica.

 

Accidentes o ruinas que afectaron negativamente a todo el sistema y por eso se crea el mandato de que es un «peligro» luchar por nuestros sueños o metas.

 

Herencias conflictivas o dónde se ha dejado a alguien fuera, estas herencias suelen desencadenar desgracias, adicciones o bien la propia ruina. Pueden convertirse en un «regalo envenenado». 


¿Qué puedo hacer para conectar con la prosperidad?

 

Investiga qué ha ocurrido en tu sistema familiar, realiza tu árbol genealógico. Profundiza en las historias que te han contado y si es necesario realiza una constelación familiar

 

Agradece sin resistirte, todos los dones que te han heredado en todo el sistema familiar.

 

Toma la fuerza para tus proyectos de tus ancestros y camina con entereza, guiado por lo su luz hacia adelante.

 

Confía en que todo es perfecto y todo se está configurando para que puedas realizar tus sueños.

 

Coloca tus dones al servicio de la vida, deja de enterrarlos y tu vida se verá bendecida.