las upanishad


Las Upanishads son textos de muy diversa longitud y forma (en prosa, verso o mixtos) concebidos en un tiempo de transición, de gran fermento espiritual, cuando la religión védica, de los que habían sido pastores seminómadas, se revelaba cada vez mas anacrónica ante la creciente sedentarización y el surgimiento de los primeros estados en el valle del Ganges y centro de la India.

Un tiempo de renovación que vio nacer el budismo y el jainismo al igual que el misticismo y la especulación metafísica de las Upanishads, las cuales preludian en muchos aspectos al hinduismo. Upanishad es una palabra sánscrita, un sustantivo femenino (cuya transliteración correcta es upaniṣad) que significa “sentarse cerca”. Muchos interpretan que es a los pies de un maestro, subrayando la naturaleza esotérica de una enseñanza transmitida por un guru a unos pocos estudiantes selectos.

 

Las Upanishads de esta época son las tempranas o principales, una docena de “textos” anteriores a la aparición de la escritura en la India transmitidos oralmente de generación en generación. No deben confundirse con multitud de otras Upanishads posteriores que pertenecen al hinduismo propiamente dicho. La cronología absoluta de las Upanishads es imprecisa, su cronología relativa lo es menos. En la siguiente tabla son enumeradas con sus títulos transliterados con marcas diacríticas, las cuales no he incluido en el resto de la página para facilitar su lectura.

(todas las fechas son antes de Cristo)


 

Etimología

El término sánscrito upaṇiṣad significa ‘sentarse más bajo que otro para escuchar respetuosamente sus enseñanzas’.

 

Está formado por la combinación de tres vocablos: «upa» (que significa ‘próximo’), «ṇi» (‘debajo’) y «shad» (‘permanecer sentado’).

 

Datación

Muchos religiosos hinduistas en Occidente consideran que los Upanishad son el conjunto de escritos más antiguos de los que se tiene conocimiento (o sea, entre aquellos que han sobrevivido el paso del tiempo).

 

En cambio el consenso científico considera que el texto más antiguo de toda la literatura hinduista es el Rig-veda (un texto épico-mitológico de mediados del II milenio a. n. e. ), un milenio anterior al más antiguo de los Upanishad.

 

El Upanishad más antiguo se data en el siglo VI a. n. e., y la mayoría fueron compuestos ―todavía no escritos porque en la India se inventó tardíamente la escritura― entre los años 400 y 200 a. n. e.

 

Doctrina

La doctrina upanishádica defiende la existencia de una divinidad Brahman única y absoluta, que a veces se identifica con el creador del universo, Brahma, a veces con su conservador, Vishnú y otras con su destructor, Shiva.

 

Características

Los Upanishad tratan acerca de la naturaleza de Dios y del universo, de la meditación y la filosofía. Están escritos en indioma sánscrito.

 

No son parte de los Vedas (los tres textos que surgieron a partir del Rig-veda original). Pero de alguna manera sus autores lograron incluir a los 108 Upanishad principales en el «canon védico» (los textos que se consideran directamente oídos de los labios de los dioses).

 

En cambio todos los textos posteriores (como el Majabhárata y el Ramaiana (textos epicorreligiosos del siglo III a. n. e.) y todas las decenas de Puranas  no lograron ese estatus superior, y son considerados mera ‘tradición’ (smriti).

 

El texto más importante que pertenece a la tradición de los Upanishad es el Vedantra-sutra, escrito por el teólogo Badarayana (siglo I a. n. e.).

 

Los Upanishads presentan una nueva cultura, ligada al mundo de los artesanos y comerciantes de las ciudades del norte de la India, que concibieron unas formas de vida y de gobierno más flexibles y participativas.

 

Los conceptos filosóficos contenidos en los Upanishads dieron lugar a una de las seis doctrinas ortodoxas (dárshanas) del hinduismo.

 

Utilidad

Dada su profundidad y elevado tono filosófico es que son la base de la religión hindú, y de disciplinas como el yoga, la meditación y otras formas de prácticas contemplativas.

 

Cantidad

Existen unos 150 Upanishads (108 según el número cabalístico establecido por la tradición), la mayoría de las cuales están escritos en prosa con algunos rasgos poéticos.

 

 



Principales Upanishad

 

Chandogya-upanishad (SV)

 

El Chandogya-upanishad corresponde realmente a los últimos ocho capítulos del Chandogya-bráhmana, y acentúa la importancia de la recitación del mantra "Om". Recomienda una vida religiosa, el sacrificio, la austeridad, la caridad, y el estudio de los Vedas, así como la presencia de un gurú  (‘maestro’). Este Upanishad expone la doctrina de la reencarnación como una consecuencia del karma. También lista y explica el valor de los atributos humanos como el discurso, el pensamiento, la meditación, la comprensión, memoria cultivada y la esperanza.

 

Kena-upanishad (SV)

 

El nombre del Kena-upanishad deriva de la palabra "Kena", que significa "por quien". Tiene cuatro secciones; las primeras dos en verso y las otras dos en prosa. La porción métrica trata con el Brahmn como principio absoluto fundamental del mundo y de los fenómenos. La parte de la prosa trata del Supremo como Dios, "Isvara". El Kena-upanishad concluye, diciendo que la austeridad, restricción, y el trabajo son la base de la doctrina mística. Los Vedas son sus miembros, y la verdad su hogar. El que vive en esto, esto derriba lo negativo y se establece en un mundo más excelente, infinito y celestial.

 

Aitareya-upanishad (RV)

 

El propósito de este Upanishad es el de enfocar la mente más allá del aspecto exterior del ceremonial del sacrificio, y devolverla a su significado interior. Trata del principio del universo y la creación de la vida, los sentidos, los órganos y los organismos. También trata de profundizar en la identidad de la inteligencia que nos permite ver, hablar, oler, oír y saber.

 

Katha-upanishad (KYV)

 

El Katha-upanishad, consiste en dos capítulos, cada uno de los cuales contiene tres secciones. Emplea una antigua leyenda del Rig-veda acerca de un padre que ofrece a su hijo a la muerte (Yama), todo envuelto el las manifestaciones místicas más elevadas. Hay algunos pasajes comunes al Bhagavad-gita  (capítulo del Majabhárata, del siglo III a. n. e.). Utiliza la analogía de un carruaje: el alma es el conductor del carruaje (que es el cuerpo); la intuición es el carretero; la mente las riendas; los sentidos los caballos, y los objetos de los sentidos, los senderos. Aquellos que tienen su mente indisciplinada nunca alcanzarán su objetivo, y tendrán que reencarnar. Los sabios y puros mantendrán su objetivo y serán liberados del ciclo de renacimientos.

 

Mundaka-upanishad (AV)

 

El Mundaka-upanishad tiene tres capítulos, y cada uno de ellos tiene dos secciones. El nombre es derivado de "mund" (afeitarse) como quien comprende la enseñanza del Upanishad es afeitado o liberado del error y la ignorancia. El Upanishad indica claramente la distinción entre el conocimiento más alto del Brahmán Supremo y el conocimiento más bajo del mundo empírico; el sexto "Vedanga" trata de la fonética, el ritual, la gramática, la definición, la métrica, y la astrología. Es por medio la más alta sabiduría y no por los sacrificios o cultos (considerados como "barcos peligrosos"), que uno puede alcanzar al Brahmán. Como el Katha, el Mundaka-upanishad advierte contra "la ignorancia del pensamiento", "un ciego dirigiendo a otro ciego". Sólo un asceta ("sanyasin") que ha renunciando a todo, puede obtener el conocimiento supremo.

 

Taittiriya-upanishad (KYV)

 

El Taittiriya-upanishad es dividido en tres partes: la primera trata de la ciencia de la fonética y la pronunciación. La segunda y el tercera tratan del conocimiento del Ser Supremo (Paramatma-gñana). Una vez más, aquí, se acentúa la importancia del mantra Om, que aporta la paz al alma. Las plegarias concluyen pues, siempre con este Om y un «shanti» (‘paz’).

 

Brijad-araniaka-upanishad (SYV)

 

El Brihadaranyaka-upanishad, es reconocido generalmente ser el más importante de los Upanishads y consiste en tres secciones ("Kandas"): el Madhu Kanda expone las enseñanzas de la identidad básica del individuo y el Ser Universal. El Muni Kanda que proporciona la justificación filosófica de la enseñanza. Y el Khila Kanda, expone ciertos modos de culto y meditación ("upasana"), escuchando el "upadesha" y la enseñanza ("sravana"), la reflexión lógica ("manana"), y la meditación contemplativa ("nididhyasana").

 

Svetasvatara-upanishad (KYV)

 

El Svetasvatara-upanishad deriva del nombre del sabio que lo enseñaba. Identifica al Brahmán Supremo con Rudra (Siva) que es concebido como el autor del mundo, su protector y guía. El énfasis no está en Brahmán el Absoluto, cuya completa perfección no admite ningún cambio ni la evolución, sino en el "Isvara" personal, omnisciente y omnipotente que es el Brahman manifestado. Este Upanishad enseña la unidad de las almas y el mundo con la Realidad Suprema (Dios). Es una tentativa de reconciliar los diferentes puntos de vista filosóficos y religiosos que existían en el momento de su composición.

 

Ishopanishad (SYV)

 

El Isavasya-upanishad deriva de "Isavasya" o "Isa", que significa "Señor", y que encierra todo los que se mueve en el universo. Muy reverenciado, este corto Upanishad a menudo es puesto al principio de los Upanishads, y marca la tendencia hacia el monoteísmo de sus autores. Su principal propósito es el de mostrar la unidad esencial de Dios y el mundo. No es tanto el interés en el Absoluto en sí mismo (Parabrahman), como en el Absoluto en relación con el mundo (Paramésvara). Sostiene que renunciando al mundo y no codiciando las posesiones de otros se puede obtener la felicidad. El Isha-upanishad concluye con una oración a Surya (el Sol) y a Agni (el fuego).

 

Prasna-upanishad (AV)

 

El Prashna-upanishad contiene seis secciones que responden a seis preguntas o "Prashna" que un sabio formula a sus discípulos. Por ejemplo: de dónde nacen todas las criaturas? Cuántos ángeles sostienen e iluminan a una criatura? Cual es la relación entre la vida que respiramos y el alma? Qué es el dormir, despertar, y soñar? Cuál es el resultado de meditar con palabra Om? Cuales son las dieciséis partes del Espíritu?...

 

Mandukya-upanishad (AV)

 

El Mandukya-upanishad es una exposición del principio del Om (Aum), formado por las tres letras, A, U, M, y que pueden ser utilizadas para experimentar con la espiritualidad suprema. Contiene doce versos que delinean cuatro niveles del conocimiento o estados existenciales: despertar, soñar, el sueño profundo, y un cuarto estado místico que es uno con el alma (El profundo silencio). Shankara afirma que este Upanishad por sí mismo, es suficiente para dirigirnos a la liberación. A veces se acompañan otros dos Upanishad agregados, que son los más antiguos. Los restantes representan una transición de védico a sánscrito clásico.

 

Maitrayani-upanishad

 

Recomienda la meditación sobre el alma ("atman") y la vida ("prana"). Insiste en la idea de que el cuerpo es como un carruaje, sin trascendencia por si mismo pero que es conducido por un ser inteligente, puro, tranquilo, jadeante, generoso, imperecedero, y que aún no ha nacido, fijo, independiente e interminable. El conductor es la mente, las riendas son los cinco órganos de la percepción, los caballos son los órganos de la acción, y el alma pendiente de manifestarse, imperceptible, incomprensible, generosa, y auto-permanente. También explica la historia de un rey, Brijad-Rath, que comprendió que su cuerpo no era eterno, se retira a un bosque y practica la austeridad, buscando la liberación reencarnando su existencia.

 

Kaushitaki-upanishad

 

Explora la pregunta de si hay un final al ciclo de las reencarnaciones, y afirma la supremacía del alma ("atman"), que es responsable de todo que lo ella experimenta.

 

Fuentes:

Upanishad, artículo publicado en el sitio web Wikipedia.

¿Qué es Upanishad?, artículo publicado en el sitio web Indiga.org.

 

Upanishad, artículo publicado en el sitio web El Portal de la India.


Comentarios: 0