Koan Zen

-Maestro, ¿qué haces tú para estar en el camino verdadero? 

 

-Cuando tengo hambre, como; cuando tengo sueño, duermo. 

 

-Pero esas cosas las hace todo el mundo.

 

-No es cierto, Cuando los demás comen piensan en mil cosas a la vez. Cuando duermen, sueñan con mil cosas a la vez. Por eso yo me diferencio de los demás y estoy en el camino verdadero. 


La Dama del Río

 

Dos monjes iban hacía su monasterio cuando al pasar un río escucharon los gritos de una dama que pedía socorro. Era una joven que estaba en peligro de ahogarse..

 

Uno de los monjes se tiró al agua, cogió a la hermosa joven en sus brazos y la puso a salvo en la orilla. Tras despedirse los monjes continuaron su camino. Transcurrido un tiempo el que no había hecho nada dijo:

-Deberías saber que nuestras normas no permiten tocar a mujer alguna. 

 

-Yo cogí a esa joven con mis brazos y luego la dejé en la orilla. Tú todavía la llevas encima.